15 de septiembre de 2021

El uso de Smartick en la etapa infantil

Por qué no debería utilizarse Smartick ni ninguna otra app de aprendizaje antes de los 6 años. Los expertos recomiendan no utilizar pantallas antes de esa edad y lo único que conseguimos es normalizar su uso a través de algo educativo.

Hace un año y medio, en pleno confinamiento, escribí el post Por qué no me gusta Smartick . Lo hice desde mi experiencia con un hijo de 6 años y medio entonces (ahora 8) , al que le encantan las matemáticas y se le dan muy bien, que comenzó a utilizar Smartick en el colegio dos/tres veces a la semana, en sesiones de 15 minutos y continuó en casa cuando llegó el confinamiento (una situación absolutamente excepcional).

Fue en ese momento, en casa, cuando descubrí muchas cosas de Smartick que no sabía y que reflejé en ese post. También fue la primera vez que mi hijo utilizaba una tablet (excepto videollamadas) y que le vimos gritando perdiendo los papeles (¡estaba justo en lo más importante de la partida!) cuando le decíamos que tenía que dejar la tablet, porque, la gracia de Smartick, no es la sesión de 15 minutos que te venden, son los juegos didácticos de después y que pasan a ser tu problema a gestionar para que no utilice la tablet más tiempo del estipulado…

El caso es que contactamos con el colegio para informar de los puntos que comentaba en el anterior post, fueron conscientes (este aspecto me parece muy importante, porque muchos de los coles y familias que utilizan Smartick no son conscientes de la parte social, de los juegos posteriores, etc..) y quitaron la parte social.

¿Qué sigue sin gustarme? que el método avanza con los avances del usuario, en el caso de mi hijo, le aparecían multiplicaciones (algo que puedo entender porque es un aprendizaje natural, no teórico) pero también llegó a geometría con esa edad y siguen apareciéndole ejercicios de geometría en estos momentos en los que tiene que distinguir, por ejemplo, entre triángulo equilátero e isósceles o diferenciar entre segmento y recta. Si nadie le ha explicado eso en clase, ni en la app, ni las familias debemos intervenir ¿cómo la contesta? ¿al azar?.

Tampoco me gusta que se comercialice como una alternativa más rápida a las matemáticas manipulativas, como deben ser, especialmente, en la introducción a las matemáticas en las etapas de infantil.

Pero retomo el título del post que me trae hoy aquí; los creadores del método Smartick lo enfocan a un público desde los 4 años cuando todos los expertos coinciden en que los niños y niñas no deben usar pantallas antes de los 6 años.

Según la experta Marta Prada (Pequefelicidad) las consecuencias del uso de pantallas de 0 a 6 son:

  • Su cerebro está en pleno desarrollo, al utilizar un juego de pantalla conseguimos que la realidad se haga lenta y aburrida, aunque parezca que una app nos ayuda a que aprendan más rápido, en realidad estamos haciendo que más adelante ya no admitan las matemáticas manipulativas porque se han acostumbrado a algo más atractivo. En relación con este punto me parece interesante este post sobre el peligro de escuchar más rápido los audios de Whatsapp . Es en nosotros, los adultos que utilizamos mucho las apps, con el cerebro ya desarrollado y nos está modificando la necesidad de inputs contantes, de estar concetados, de concentración…Imaginad en un cerebro en crecimiento.

  • El uso de pantallas hace que les cueste más esperar y concentrarse, disminuyendo su capacidad de atención (sólo estarán atentos a algo tan atractivo como a lo que se han acostumbrado) así como su capacidad de asombro. En línea con ésto os recomiendo muchísimo el libro Educar en el asombro de Catherine L’Ecuyer.

  • Por otro lado, el uso de pantallas influye en la calidad del sueño, aumenta la irritabilidad, obstaculiza el desarrollo del lenguaje e influye en el desarrollo de las habilidades sociales. Aquí tenéis otra noticia en relación a esto. Es importante resaltar que todos los estudios se refieren al uso de pantallas, incluida la televisión, por lo que sólo con algo de dibujos o un par de pelis a la semana ya tienes «el tiempo de pantalla» permitido a partir de los 3.

  • Con el uso de pantallas, la realidad pasa a un plano inferior; se desmotivan, pierden interés, se aislan y se refugian en la fantasía.

Por supuesto todo esto no ocurre por utilizar Smartick, pero al introducir esta app de aprendizaje en el ámbito escolar sí que les estamos introduciendo en el uso de pantallas a una edad no adecuada y lo estamos haciendo desde un ambiente de referencia; el colegio o escuela infantil. Nuestras hijas e hijos pensarán; si lo hacen en el colegio ¿Cómo va a ser malo usar pantallas?.

¿Por qué no debería utilizarse Smartick (ni ningún método de aprendizaje digital) en infantil?

  1. Porque muchas familias hacen/hacemos un gran esfuerzo en evitar las pantallas y, de repente, se las introducen en la escuela.
  2. Al introducirlas en un lugar de referencia como es el colegio, se legitima su uso y muchos niños y niñas aún no tienen la madurez para entender por qué un rato en el cole si pero un rato en casa no.
  3. Se traslada al ámbito familiar el marrón de gestionar el acceso a las pantallas, en el cole tienen una pequeña dosis pero en casa querrán más.
  4. Es como las chuches, es imposible que tengan cero acceso a ellas; los que tengan hermanos mayores, cuando vayan a casas de primos, cuando un abuelo les deje el móvil, en una urgencia que creas que debes dejárselo tu…Con esas situaciones ya tienen la cantidad tolerada suficiente, ¿por qué repartir chuches en el cole dos veces a la semana?
  5. Se empieza por las matemáticas pero luego introducen algo de lengua, un poco de inglés, una partida de ajedrez o un tutorial de piano…Es muy fácil (porque están diseñadas para ello, recordemos) acabar usando apps para muchas cosas, no adelantemos el comienzo.

“Lo que detona el aprendizaje es la emoción, y son los humanos los que producen esa emoción, no las máquinas”.Pierre Laurent es ingeniero informático en Silicon Valley y padre de tres hijos, además de presidente del patronato del Waldorf.

Las chicas de Kietoparao hicieron un directo con María de Play Fun Learning súper interesante sobre cómo afecta el uso de pantallas al cerebro y podéis verlo aquí

Por otro lado, el tema de la gestión de lo digital y la tecnología en casa, con niñas, niños y adolescentes es complicado, depende mucho de la familia, del carácter de cada uno, de las necesidades…Y hay un curso de una experta a la que me encanta leer siempre, María Zalbea en la Escuela Lemon que os recomiendo mucho; Ser padres en la era digital

Otro artículo muy interesante sobre el uso digital infantil incluyendo análisis de clase también lo podéis leer AQUÍ

Una reflexión para otro día sobre el traslado de la responsabilidad y la culpa hoy en día:

La industria alimenticia crea productos con una altísima palatabilidad, muy ricos y que te hacen querer más de ese producto…Sin embargo, si comes demasiado y engordas es culpa tuya porque no has sabido gestionar bien eso y elegir una comida saludable.

La industria tecnológica crea aplicaciones diseñadas para que estés el mayor tiempo posible en ellas, para que compartas tu día a día, para reconfortarte con likes y con filtros que te hacen ver la vida mucho más bonita…Sin embargo si luego no sabes desconectar, te enganchas o aislas por ello; es culpa tuya.

Y así podríamos analizar muchas más industrias…Para reflexionar, no?

Menudo post os he soltado 😉 espero vuestra opinión!, siempre dejando claro que en ningún caso escribo este post (que me ha llevado unas cuentas horas y tengo un montón de cosas que hacer) para aleccionar a nadie, sino para compartir toda la información que tengo sobre el uso de pantallas en la etapa infantil con otras familias que puede que no la tuvierais y de ésta forma ser realmente más libres al tomar una decisión.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.