30 de diciembre de 2019

Mi balance de 2019

Escribo en el blog menos de lo que me gustaría, creo que lo pongo cada vez que me siento a escribir, y debe ser en parte porque en la cabeza tengo muchas cosas que me gustaría compartir pero luego el tiempo disponible me hace tener que relegarlo más de lo que debería.

Hoy es 30 de diciembre y hace diez días me propuse que en vacaciones escribiría un post a la semana, con tres temas que quería compartir antes de final de año, pero, para variar, no me ha dado tiempo. Hoy iba a escribir sobre uno de ellos pero lo cierto es que me apetecía hacer balance, aunque soy más de curso académico que de año natural, este año quiero que el inicio de año signifique algo más.

He (mos) tenido un año con muchos cambios, en octubre de 2018 comenzábamos la reforma de nuestra nueva casa, reforma que temía cada vez que mi marido me enseñaba casas en Idealista pero que finalmente hicimos y que disfruté mucho, pero también me pasó por encima.

Vivimos 6 meses fuera de nuestra casa, en otra zona, con lo que ello implica de cambios de horarios, de rutinas, etc…Hice la mudanza (porque deshice yo cada una de las 50 cajas de la mudanza) el viernes 8 de marzo…Día de la Mujer…Y ahí comenzamos a recuperar poco a poco rutinas, pero quedaba mucho por hacer; decorar una casa casi de cero, porque nos deshicimos de parte de los muebles y porque la casa es más grande que la anterior y había más que decorar, así como seguir lidiando con los oficios (empapelador, electricista, cristalero, carpintero…) para remates y nuevos cambios, así que, aunque faltan algunas cosas de decoración, digamos que podría dar «por concluído» el tema casa, otros 9 meses después de la mudanza.

Cuando ya estábamos bien asentados en casa, tomamos la muy difícil decisión de cambiar de colegio a nuestrxs hijxs, aunque sin duda creo que ha sido, hasta hoy, la mejor decisión de mi vida, de la que me siento más orgullosa. Cuando algo no te convence pero tampoco hay nada horrible que te obligue al cambio, es más difícil tomar la decisión, porque no sabes si ese cambio será peor que tener algo estable. Pero la sensación que se tiene cuando encuentras el colegio (que llegué a pensar que sólo existía en mis recuerdos) que se alinea perfectamente con lo que buscas y en lo que crees, es la bomba. Pero al fin y al cabo fue otro cambio, para lxs niñxs y para nosotros, así que, de nuevo, adaptación de rutinas.

En lo familiar, mucho cambio y mucha adaptación.

En lo profesional, formalizamos Net à Emprender, de lo que estoy muy orgullosa, hemos creado un equipo muy guay entre Alejandra y Paloma de La Galerie, Cristina de Ten Cook y yo. Este último trimestre le hemos dado más forma (gracias Superkitina!) y nos espera un 2020 muy guay!

Foto de Superkitina

Las sesiones de Mentoring han crecido mucho, me encanta porque no sólo es lo que se consigue en la sesión en sí, sino lo que viene después, el grupo de Mentoradas que hemos creado, en el que nos ayudamos, preguntamos, compartimos y nos apoyamos…Con negocios de todo tipo; desde tiendas online hasta fotografía, bisutería, haloterapia, estética, artesanía, decoración, alimentación, cosmética, medicina, ilustración,educación…Emprendedoras con muchas ganas, con grandes ideas y con mucho talento que compartir. Y digo emprendedoras no porque esté vetado a hombres sino porque ellos no piden este tipo de ayuda, sólo ayudé un hombre, un médico, así que yo feliz de que en 2020 me escribáis más hombres emprendedores 😉

Este año también colaboré con más marcas, marcas que me gustan y en las que creo, no marcas que me escriben, subo una foto, cobro y en realidad no las uso, sino marcas que utilizo, que me gustan y que recomendaría igualmente. Marcas con las que es un gusto colaborar; gracias especialmente a Electrolux, Natucer, Nais, Hisbalit, Benjamin Moore, Ikea, Maisons du Monde, Designers Guild, Mural Walls, La Redoute, CharHadas, Ofelia Home Decor, Mister Wills, Fridda Dorch , Narciso Rodríguez, Rochas, Lonbali, Penguin Random House, Punto Edelvives, Planeta de Libros… Y también marcas más pequeñas como Mercedes Arsuaga, Peek & Pack, Tábolo, Deco & Living , Marvin Kids, Pipi Baby Kids, Memuca, My Little Momó, Beldon Beauty, Mítico Club de Ski, Disciplina Positiva Centro, Superkitina y más que se me quedan en el tintero seguro, no se trata de enumerar porque sí, sino de dar las GRACIAS, de verdad, por confiar en mí para ayudaros a comunicar vuestros productos, desde la cercanía y la sinceridad.

Selfie de mi querida Elena Bau con Alejandra y Paloma de La Galerie en la fiesta de Dándote Ritmo

La tienda de Oui Oui ha seguido su curso, adaptándose al mercado y a mí, la verdad, me identificaba mucho con Álvaro Bilbao el otro día cuando le leía sobre lo que podría hacer profesionalmente y lo que ha decidido hacer para estar con su familia lo que quiere estar (este aspecto me parece muy personal, cada uno debe elegir la ecuación que mejor le funcione personal/familia/profesional y económicamente hablando).

Yo he optado por hacer Oui Oui a mi medida y en eso estoy, en 2020 cumplirá 7 años y tenemos ya varias novedades en mente para el año que comienza!

En lo profesional; creciendo y asentando proyectos, encontrando el equilibrio.

Mi parte personal se ha resentido bastante este año; dos grandes cosas que había conseguido; la rutina de deporte y la alimentación saludable se alteraron muchísimo con la falta de orden y rutina, se juntaron todas las cosas anteriores que le han venido fenomenal a mi casa, a mi familia y a mi trabajo pero que han tenido un alto precio para mí, por eso estos dos ejes serán mi prioridad este 2020 (al igual que lo fueron en el inicio de curso escolar de 2017 y que me ayudaron mucho).

Aunque dentro de mi faceta personal hay un proyecto del que estoy muy orgullosa y que me motiva muchísimo cada día; la cuenta de Instagram @educarsinestereotipos_ en la que comparto ideas y recursos para educar en igualdad, así como denuncias de productos o anuncios que hacen todo lo contrario, con el propósito de conseguir que nuestros hijos e hijas crezcan en igualdad, sin sesgos o estereptipos que les hagan renunciar a quiénes son o lo que sienten porque «es e chicas» o «es de chicos». Este tema tienen mucha más profundidad, es uno de los temas que tengo pendiente compartir en el blog, pero tenía que estar en mi resumen del año porque desde que la creé en verano se ha convertido en uno de mis mayores intereses.

En lo personal; el nuevo proyecto de Educar sin Estereotipos y volver a cuidarme yo misma.

Os animo a que, si podéis (tampoco se trata de agobiaros como, a mi parecer, pasa muchas veces en Instagram, que todos tenemos que hace todo a la vez), pareis un momento a hacer balance de 2019 de forma que ese tiempo en silencio, pensando, analizando, te ayude a enfocar mejor el 2020 en lo que realmente quieres.

¡Feliz 2020 a todxs!



Una respuesta a “Mi balance de 2019”

  1. Pilar Febrel dice:

    ¡Genial María!como siempre. Que se cumplan todos tus deseos durante este 2020.Un fortísimo abrazo

Responder a Pilar Febrel Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.