10 de Mayo de 2017

Neurociencia y Crianza | Dos libros imprescindibles

En el embarazo de Martín comencé a interesarme por libros de maternidad, de esa selección salió el post 3 de mis libros favoritos de maternidad , pero justo en ese post escribía que me estaba siendo imposible entontrar el libro “El Amor Maternal” (Sue Gerhardt ) y varias de vosotras me escribisteis para ayudarme pero al final no lo conseguí. Hasta que hace unos meses; ¡¡lo reeditaron!! (edición actualizada) y tengo que recomendarlo 100%, de hecho, después de dejárselo a varias amigas que me lo han pedido me lo leeré de nuevo.

He de reconocer que, cuando en la contraportada leí críticas que repetían en varias ocasiones “un libro imprescindible para padres, maetros y políticos” me pareció un poco exagerado, pero después de leerlo no puedo estar más de acuerdo.

El libro te hace descubrir cosas que hasta ahora podías suponer pero que en este momento tienen fundamento científico, un argumento más que de peso para todas esas personas a las que les encanta decir “pues en mi época se hacía tal o cual y no pasaba nada…”, resulta que desde esa época han cambiado muchas cosas y, entre otras, se ha investigado y descubierto muchs cosas.

Como escribe en el prólogo Steve Biddulph (Psicólogo y autor de El secreto del niño feliz):

Cuando los paradigmas de siempre ya no encajan con los datos, se requiere una nueva perspectiva.

Hemos pasado por alto la importancia del afecto.Creíamos que sólo era algo bonito que daban los padres, cuando en realidad se trata de la clave de la salud mental, la inteligencia y el funcionamiento como seres humanos.

Que alguien sea una buena persona sólo significa una cosa; le han querido.

En El amor maternal , encntrarás nuevos e increíbles descubrimientos…

Que el estrés de la embarazada ya puede empezar a modelar el cerebro del bebé, afectando al volumen del hipocampo (una estructura del cerebro que interviene en la memoria) o a la amigdala (otra estructura cerebral determinante en las reacciones emocionales).

Que preocuparse por el dinero o trabajar muchas horas durante el embarazo puede afectar a una enzima de la placenta (responsable de impedir que el cortisol materno llegue al bebé), con lo que el bebé recibe oleadas de hormonas del estrés…

Me gusta la perpectiva del libro porque no culpabiliza a la madre; lo que nos faltaba era ahora sentir una absoluta culpa pensando en lo que han sufrido nuestros bebés cuando estaban en la tripa, sino que expone los hechos y plantea soluciones de cara a toda la sociedad, porque que crezcan niños sin las emociones bien asentadas, es un problema de futuro para toda la sociedad, no solo para los padres de esos niños.

Plantea soluciones claras, para la sociedad y la crianza. Si en la primera etapa de la paternidad somos capaces de calmarnos, minimizar el estrés, valorar el cariño y el tiempo, la risa y el juego, y los gobiernos lo permiten, los jóvenes progenitores verán que su labor de crianza es algo hermoso y de gran valor. Los beneficios serán enorme: unos adultos resilientes, empáticos, con buen carácter y con buenas capacidades interpersonales.

Es un libro intenso en lo que a vocabulario del cerebro se refiere, pero en un par de capítulos te has acostumbrado. El libro del amor maternal ha hecho que me interese por la neurociencia en su campo relativo a los bebés y a la educación de niños y adolescentes y, así llegué a otro libro imprescindible; Neuroeducación para padres.

Neuroeducación para padres (Nora Rodríguez) es un libro sobre el funcionamiento del cerebro de los niños en su asimilación de aprendizajes en las distintas etapas, escrito de forma muy amena (con glosario al final para los que no somos científicos) y con ejemplos muy claros de formas de ayudar a nuestros hijos en esos momentos educativos en los que puedan tener una dificultad de aprendizaje. Todos tenemos más facilidad para unas cosas que para otras (memoria visual, cuentas, etc…) y este libro te ayuda, no sólo a distiguirlas sino a potenciar las que se le dan mejor a tu hijo, así como a lidiar con las que más cuestan (y todo ello fundamentado científicamente con el desarrollo del cerebro).

Como os decía, estoy muy interesada en estos temas, así que si sabéis de algún libro, estudio, conferencia o similar que pueda ser interesante sobre Neurociencia y Neuroeducación ¡avisadme por favor!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *