27 de marzo de 2020

Por qué no me gusta Smartick

Imagen vía El País

Llevo tiempo pensando en compartir mi opinión sobre la aplicación de matemáticas Smartick pero no he tenido tiempo hasta ahora y soy consciente que justo durante este Estado de Alarma – Cuarentena estará siendo utilizado muchísimo más y, además, ayudando a que muchas madres y padres puedan teletrabajar, cosa que entiendo perfectamente, pero el tiempo ha querido que sea ahora cuando lo comparta, sin ánimo de judgar a nadie que lo esté usando y, mucho menos, en esta situación especial, sólo me gustaría lanzar al aire mis reflexiones.

Para quien no lo sepa; Smartick es un método de aprendizaje de matemáticas a través de una web (es decir tablet para niños) en el que los niños y niñas tienen una sesión de 15 minutos de ejercicios de lógica y matemáticas, tras la cual, y dependiendo de las estrellas que hayan obtenido, pueden comprar cosas para su casa virtual, así como realizar otros juegos en la misma web.

Imagen vía Smartick

Reconozco que, antes de escribir este post, he intentado encontrar en Google «opiniones negativas» y no las he encontrado, también pregunté en Stories de mi cuenta de Instagram hace unas semanas y todas las madres que me contestaron o bien estaban contentas con el método (más abajo desarrollo el por qué) o si no lo estaban era porque a su hijo no le había gustado mucho, ninguna esgrimió alguno de los puntos que yo tenía en mente cuando hice la pregunta.

Para poner en contexto todo, os diré que mi hijo que tiene 6 años y medio, la usa desde los 6 porque es parte de la clase de matemáticas del colegio hacerlo 15 minutos tres veces a la semana (es decir, no lo hacemos en casa como extraescolar ni refuerzo), le encantan las matemáticas, se le dan muy bien y, hasta ese momento, no había utilizado una tablet para nada que no fuera hacer Facetime con la familia.

Digo ésto porque hablo por mi experiencia personal y la de mi hijo, no sé si en niveles superiores o en casos de desmotivación total a otras families les funcione.

5 aspectos por los que no me gusta Smartick :

  • El primero y más importante es el uso de la tablet, nos pasamos la infancia intentado evitar el uso de dispositivos móviles o tablets y, este método los incluye desde los 4 años, cuando los psicólogos y neurocientíficos recomiendan su NO USO antes de los 6 años, si fuera un método para comenzar con 8 años podríamos saltarnos este punto, pero antes…

  • El segundo; se supone que una de las bondades del método es que los problemas se adaptan al nivel del alumnado sin que esto suponga un reconocimiento público (como en una clase normal) de quién es «el mejor» y «quién es el peor» evitando así frustraciones de aquellos niños o niñas a los que más les cueste, pero, sin embargo, el método Smartick permite y fomenta que se pueda mirar a otros compañeros, de forma que saben perfectamente cuántos diplomas, estrellas y cosas materiales (ahora comento este punto) han conseguido los demás, fomentando así la competitividad en lugar de la colaboración (porque no se puede ayudar al compañero de al lado). Mi hijo sabe cuáles de sus amigos sólo tienen dos diplomas, por ejemplo…

  • El tercero; y en línea con lo anterior; el método Smartick desvía la motivación intrínseca de aprender y de superar retos matemáticos hacia la motivación extrínseca de comprarse cosas (con las estrellas conseguidas por hacer bien los problemas se configuran un avatar al que visten, decoran su habitación, compran un jardín, mascotas, decoración…Hasta van cambiando hacia casa mejores y más grandes o, después, castillos…), el único punto bueno que le he visto a este aspecto es que aún siendo pequeños aprenden a priorizar (tengo 10 estrellas, un póster cuesta 8 pero no me lo voy a comprar porque quiero esperar a tener 20 para comprarme un perro), pero igualmente creo que no merece la pena.

  • El cuarto: los juegos que hay después de la sesión. El método Smartick se vende (y así nos lo comunicaron en el colegio, por ejemplo) haciendo hincapié en que sólo hacen 15 minutos de tablet…TRAMPA…Por dos motivos; uno, que los niños y niñas que hacen más rápido la sesión «tienen tiempo» para jugar mientras el resto de sus compañeros terminan (en el caso del colegio), de nuevo, se penaliza al que le cuesta más y dos, porque muchas veces se usa el método Smartick como sustituto de los dibujos «si va a estar con la tablet, mejor que haga matemáticas» y al final está más tiempo haciendo juegos que el programa inicial. Leí que esos juegos están pensados para desarrollar la lógic y la visión espacial, pero creo que aunque el Tetris también desarrolle la visión espacial, se puede hacer de otras formas sin pantallas, como jugando a Legos, por ejemplo.

  • El quinto y más importante: Smartick es una red social, no lo comunican así, ni son conscientes ni el profesorado ni el alumnado, pero lo es y estamos metiendo a niños y niñas desde los cuatro años en ellas, ¿por qué? porque pueden ver lo que hacen otros niños y niñas (premios matemáticos como diplomas y objetos materiales como casas, mascotas..) independientemente de si les conocen o no…Al menos enla versión para colegios, mi hijo puede mirar a sus compañeros de clase pero también a otros niños y niñas que no sabe quiénes son (quizás sean del colegio, pero él no les conoce) e iual que él puede mirar también pueden mirarle a él…¿Con qué objetivo? ¿Cuál es el beneficio educativo en ver lo que consiguen académicamente los demás?. Desconozco si esto apsa también en la versión particular. Yo he tenido que explicarle lo que significa que personas que no te conocen vean lo que haces y también hacerle pensar sobre el interés o no que tiene saber lo que hacen otros niños o niñas a los que no conoce…Pero tiene 6 años y no creo que sean aún conceptos para él, mucho menos si el que la usa es un niño o una niña de cuatro años…

Por otro lado, cuando pregunté la opinión el otro día por Stories, me encontré con que la mayoría de las madres a las que sí les gustaba era porque les solucionaba que los niños o niñas estuvieran solos haciendo matemáticas y sin quejarse, es decir, ninguna me dijo «me encanta el métoco Smartick en sí mismo, mi hijo que no entenía nada ahora le es mucho más fácil…» y las madres que no tenían tan buena experiencia era porque sus hijos e hijas habían pasado de la app, es decir, no les había generado interés…Cosa que en mi hijo y en algunos otros compañeros de clase ha ocurrido al revés…Ha generado tal ansiedad por «hacer Smartick» que han y hemos tenido que racionarlo (al hacerlo en el cole daban la opción de conectarse en casa, en la nuestra lo limitamos a una vez a la semana por la mañana, normalmente los sábados, pero otras familias lo quitaron del todo por las rabietas que se cogían al no poder hacerlo cuando querían, síntoma de la adicción a las tablets).

En definitiva, que algo que creemos que no es bueno para el desarrollo cerebral y social de los niños y niñas como son las tablets y las pantallas se convierta en la forma de que aprendan matemáticas me parece tan peligroso como rociar de azúcar las verduras para que coman verde…

Pero me encantaría conocer vuetsras opiniones y experiencias, repito que mi intención NO es JUZGAR a nadie, sino poner sobre la mesa mi opinión y experiencia con el método de matemáticas Smartick



4 respuestas a “Por qué no me gusta Smartick”

  1. Belén Rueda dice:

    Hola María:

    Te envié un correo, no sé si a las direcciones correctas ni si has podido verlo.

    Un saludo.

  2. Valeria dice:

    Muchas gracias por este post! Es muy complicado encontrar las opiniones reales. Estoy totalmente de acuerdo contigo sobre el concepto erróneo de la motivación y las trampas con el tiempo en la aplicación.

    • María ♥Oui Oui♥ dice:

      Gracias a tí, efectivamente no me he encontrado con muchas personas que hicieran este análisis y en el momento que estamos viviendo, sin coles, resulta tentador, pero deberían, al menos, dejar que desde el perfil de los padres se marcaran algunas pautas como «no poder hacer juegos después» «no poder mirar otros perfiles»; mi hijo, con 6 años lo llama espiar, es tremendo porque ni es consciente de lo que significa ver y que le vean…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.