9 de julio de 2018

Tiendas, restaurantes y lugares imprescindibles en Lisboa

Suelo planificar bastante los viajes, tener una lista de los restaurantes donde cenar, tiendas en las que comprar, lugares de interés que visitar…Pero en mi última escapada a Lisboa algo cambió, el viaje estaba organizado por dos amigas que se encargaron de reservar todo y los planes iban siendo sorpresa. Además, me pillaba justo a final de curso, con la mente ocupada las últimas semanas en regalos a los profes, festival del cole, actividades veraniegas y maletas para el campamento de los abuelos.

Por eso seguro que me faltan direcciones que son chulísimas, pero aquí os dejo las que descubrí en tres intensos días de amigas en Lisboa.

Las tiendas que más me gustaron:

A vida portuguesa: un imprescindible para comprar souvenirs con estilo, productos portugueses de toda la vida, jabones, manteles, cacharros, cerámica…Un made in Portugal en toda regla, las tiendas son preciosas y los productos también. Perfecta para llevarte un auto regalo y para comprarle a los niños algo auténtico. Hay varias por toda la ciudad pincha AQUÍ.

 

En A Vida Portuguesa descubrí las yemas Rebuçado de ovo de Portalegre” un must para golosas como yo!, que son yemas de Santa Clara pero con un acabado diferente.

 

Alfama Shop: en pleno barrio de Alfama parece una tienda más de souvenirs pero no, en ella encontrarás las típicas golondrinas en todos los colores imaginables y, sobretodo, en tonos muy monos (pasteles, rosa palo, gris, etc…), también tienen una selección de juguetes clásicos de madera ideales. Rua dos Remédios 169.

 

Ai María: otra tienda en Alfama, en la que comprar vestidos, shorts y otras prendas hechas con pañuelos típicos portugueses, además de los típicos bolso cesta que tanto se llevan… Rua São Miguel 52, 1100-543 Alfama

 

Loja das Conservas: un regalo de color a la vista, es entrar en la tienda que aúna varias cofradías conservera de Lisboa y volverte loca para elegir qué llevarte. Una lata de sardinas es imprescindible, casi todas las latas tienen un packaging especial y precioso, vintage, moderno, con guiños…Muy recomendables también los patés ¡un regalo con el que aciertas seguro!. Rua do Arsenal 130, Lisboa.

 

Lisbon duck store: no es algo especialmente portugués, pero es una tienda graciosa, en la que encontrrás todo tipo de patitos amarillos customizados con profesiones, deportes, estilos de vida…Para hacer un regalo diferente ;), está en Rua da Madalena,54.

Restaurantes para cenar en Lisboa

Ponto Final: al otro lado del río, con unas vistas increíbles de la ciudad y el puente, un restaurante donde cenar pescado con patatas (como de la abuela) pero, sobretodo, disfrutar de las vistas. Imprescindible reservar (si hace bueno, siempre fuera). Rua do Ginjal 72, Almada, Lisboa.

Pharmacia: el restaurante anexo al Museo de la Farmacia, decorado con objetos médicos y de farmacia (la hielera es un carrito de enfermería antiguo, la botella de agua parece una botella de medicina de esas marrones, la cuenta te la traen en un bote de muestra de orina…Y los cocktails tienen nombres de medicamentos), merece la pena, tanto por la decoración como por la comida y, si el tiempo lo permite, por su terraza con vistas. Rua Mal. Saldanha, 1.

La cervecería – marisquería RAMIRO no es nada galourosa, ni mona, ni está en una zona bonita. Pero tiene una relación calidad – precio increíble. Imprescindible reservar ya que siempre hay cola. Av. Almirante Reis nº1 – H, 1150-007.

Esperaça Se: un italiano sencillo en Alfama en el que caímos por casualidad, pero que resultó todo muy rico, no es que merezca la pena ir ex profeso, pero si te pilla por ahí, para tenelo apuntado. Rua do Norte 95

También en Alfama, me recomendaron las hamburguesas de Cruzes Credó Café, así como su tarta de chocolate, no pudimos probarlas porque estaba completo (importante reservar en todos los restaurantes), pero aquí os lo dejo, está en Rua Cruzes da Sé 29.

Lugares que visitar

Además de los monumentos, museos y lugares de interés típicos, te recomendaría ir a ver la calle rosa, si la has visto en Instagram es probable que te decepcione, nunca estará tan limpia ni despejada como ves en las fotos,pero igualmente es chula ;). Sólo tienes que poner “calle rosa” en el callejero.

Otro plan que me encantó fue sentarnos a charlar en las escaleras de la plaza del comercio, con la ría de frente. Sentir la ciudad abierta bajo unos escalones, la brisa, la vistas…Es algo especial.

No nos dió tiempo a verlo, pero me hacía gracia visitar el Mc Donalds rosa en Belem.

¡Espero que os gusten las propuestas, m he saltado lo “más conocido” por obvio y estaré encantada de recibir comentarios con más sitios imprescindibles! 😉



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.