6 de julio de 2017

Qué es una torre de aprendizaje y por qué es útil para un niño

Una torre de aprendizaje es un recurso educativo con el que ayudar a desarrollar la independencia de los más pequeños, un “taburete seguro” en el que subirse para poder realizar actividades que por su altura les sería imposible hacer por sí mismos. Inspirada en la vida práctica Montessori, es un objeto, a modo de taburete-torre al que pueden subirse solos (los fabricantes la recomiendan a partir de los 18 meses aprox, pero en nuestro caso, Frida comenzó a usarla a los 16, ya sabéis…Seguir al niño).

Con Martín usábamos (y seguimos usando) la típica escalera- taburete de Ikea (customizado con antideslizante en los escalones), siempre ha sido un niño muy tranquilo y cauto, por lo que siempre subió con cuidado y se mantenía bastante quieto cuando cocinábamos y estaba a la altura de la encimera.

Sin embargo con Frida es otra historia, es independiente e intrépida como ella sola…Se estaba empezando a subir a la escalerrilla de Martín sin ningún tipo de miramientos y, además de propiciar peleas por la escalera, era un peligro. Nos dimos cuenta de que era el momento para buscar algo para ella, pero tenía que ser más seguro que la escalerilla porque aún era muy pequeña y, al mismo tiempo, tenía que permitirle libertad de movimientos, así que pensé en la Torre de Aprendizaje de Kutuva, la seguía desde hacía tiempo en Instagram y me encantaba ver a tantos niños desarrollando actividades con total libertad, hasta moverla ellos solos de un lado (cuando son un poco mayores que Frida).

Fue inceíble como el primer día intentaba subirse a la torre de aprendizaje de forma errónea y en cuanto le mostramos el gesto correcto a los dos días subía perfectamente sola (en ésto también nos ayudó Martín, emocionado por ayudar a su hermana a conseguir subir sola), ahora nos lavamos los dientes los tres a la vez por las mañanas, pueden ayudarnos a cocinar los dos (justo esta mañana su abuela nos mandaba una foto haciendo galletas, Martín subido a una silla y Frida en su torre de aprendizaje) y, otras veces, directamente nos hace el gesto de que le movamos la torre hacia donde quiere que le gusta subirse a modo balcón. Vamos, que están en el pueblo con los abuelos y le hemos llevado hasta allí la torre ¡Imaginad lo que le gusta!.

 

Frida tiene tan poca aversión al riesgo que es bastante lanzada para bajar sola de la torre de aprendizaje, aunque aún la ayudamos a veces estamos enseñándole los pasos correctos  y veo que en unos meses la moverá sola también (más independencia para llevarla donde lo necesite).

Así se sube (foto de Kutuva)

Así se baja (foto de Aprendiendo con Montessori)

 

¿Para qué sirve una torre de aprendizaje?

Para que puedan llegar a alturas a las que de forma natural no pueden, pero con seguridad; para cocinar en familia (una actividad tan buena y tan rica para los niños), para realizar su higiene personal si no tienen lavabos pequeños en casa (lo más habitual), en definitiva, para dotarles de mayor autonomía a la hora de realizar actividades con hermanos o por ellos mismos, siempre, claro, junto a un adulto.

¿Dónde comprar una torre de aprendizaje?

Nosotros confiamos en Kutuva, porque conocíamos la tienda, el proyecto que hay detrás y porque había visto muchos niños antes usándola. Su precio ronda los 70-90€ la tienes en blanco o en madera natural y los niños pueden subir y bajar solos (cosa que en otras torres de aprendizaje no, y me parece fundamental), además, tiene dos alturas para adaptarse al crecimiento del niño. Por cierto que en Kutuva también tienes camas Montessori 😉

¡Espero que os haya ayudado! yo estoy deseando hacer unas galletas con Martín y Frida, ya os lo enseñaré en Instagram 😉

 



Una respuesta a “Qué es una torre de aprendizaje y por qué es útil para un niño”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *