16 de Mayo de 2017

Cómo ayudar a un bebé a comer solo

Recuerdo que Martín comía bien él solo desde muy pequeño y creo que en gran parte se debió a que fue a la guarde desde muy pronto también. Las rutinas germánicas, el ver comer a otros niños… Con Frida, sin embargo, que va a ir a la guarde más tarde, teníamos que fomentarlo nosotros más (no significa que con Martín no, pero con Frida me parece que he estado más encima de algunos pasos) y eso ha hecho que haya descubierto algunos gadgets que me han ayudado mucho!

El paso de biberón a cuchara es uno de los primeros pasos complicados (con Martín estuvimos tentados de seguir dando el puré con biberón…jeje) así que las pre cucharas nos ayudaron bastante. Son cucharas más pequeñas, especialmente diseñadas para las manos de los bebés; tanto con el mango más pequeño como con la superficie para la comida, así las agarran bien desde muy pequeños (las cucharas iniciadoras están recomendadas desde los seis meses), el set viene con dos pre cucharas, una para alimentos más líquidos y otra para los más sólidos y pueden usarse por los dos lados (así da igual por dónde las cojan).

Al ser de su tamaño, de silicona gustosa ( y por supuesto libre de tóxicos) y adaptada a su fisionomía, los bebés se van acostumbrando a coger la cuchara, así como a favorecer su motricidad fina. Puedes comprarlas AQUÍ.

A la vez que las pre cucharas, compramos el bol de aprendizaje , un bol antivuelco (ideal para ponerles la comida y dejarles comer solos sin que le den un manotazo y se caiga), con un novedoso diseño acabado en pico para que los bebés puedas rebañar solos con la cuchara y evitar las caídas de comida por los laterales. A día de hoy Frida (15 meses) lo sigue usando todos los días (excepto con el puré o sopa que es lo único que no le dejamos tomar sola porque le gusta demasiado jugar…). Puedes comprarlo AQUÍ

Y, mi último gadget, con el que estoy encantada!, es la bandeja – mantel para la trona. El tema trona da para un post entero (¡acabo de tener una idea para la semana que viene!), pero, tengas la que tengas, cuando dejas comer solo a un niño es muy fácil que caigan restos de comida por todas partes. Buscando soluciones encontré una tela que se ponía debajo de la trona y recogía lo que caía (se llama recogedor de alimentos) , pero tenía una pega; sólo recogía lo que caía desde el hueco de las piernas y los bebés suelen alargar los brazos para tirar cosas por los lados…En ese momento entra la bandeja mantel para trona que, además, tiene babero incorporado (vamos, un kit de babero con protector de trona) . Se trata de una pieza circular que se pone encima de la bandeja normal de la trona (vale para casi todas, desde luego sin problemas para la de Ikea), se sujeta con dos ventosas y va unida por velcro al babero. Es decir, cuando le pones el babero al bebé no queda ni un hueco por el que pueda caer nada (es similar a los trajes de emergencias con virus).

El mantel tiene una circunferencia suficiente para que el brazo del bebé no salga (ahora Frida con 15 meses y siendo alta a veces estira el brazo fuera pero tiene que hacerlo con esfuerzo), cuando termina de cenar basta con recoger lo que se ha quedado en el mantel, porque desabrochas el babero y sacas al niño de la trona sin tener que quitar el mantel (no el babero, que sigue unido al mantel). Es perfecto para dejar al bebé experimentar por si mismo las texturas de los alimentos. Puedes comprarlo AQUI

Y vosotras, ¿tenéis algún gadget que recomendaríais como imprescindible para enseñar a comer solos a bebés o iniciarles en el baby led weaning?

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *